Reseña: ‘Síntesis sistemática de la filosofía africana’ – Eugenio Nkogo Ondó


Fernando Zarco*

untitled
Versión en pdf pinchando en el logo
EDICIONES CARENA
BARCELONA, 2006; 334 PÁGS., 18,00€
ISBN: 978-84-96357-25-9

untitledPensar en África, hoy en día, remite en gran parte a un cúmulo de estereotipos, exotismos e ideas concebidas, erróneamente, desde hace algunos siglos y que han permeado nuestro conocimiento sobre este continente y la historia que de él ha sido suplantada. En su Síntesis Sistemática de la Filosofía Africana, Nkogo Ondó, Dr. en Filosofía por la Universidad Complutense de Madrid y originario de Guinea Ecuatorial, nos propone resignificar el conocimiento acerca del continente africano y su papel en las aportaciones a la ciencia, especialmente la filosofía.
Ya Donato Ndongo, reconocido escritor equatoguineano, nos advierte en la introducción a esta Síntesis de Filosofía Africana, que estas ideas erróneas sobre África son herencia de la esclavitud y el colonialismo, que inculcaron en blancos y en negros complejos de superioridad e inferioridad, negando a los últimos incluso la capacidad de un pensamiento racional, por tanto, para que África progrese respecto a sus problemas actuales, debe en principio recuperar su dignidad, dado que el empobrecimiento intelectual está ligado al empobrecimiento económico y social del continente. La Síntesis de Filosofía Africana es, precisamente, una herramienta en este sentido, pues otorga una nueva dimensión de África en el devenir histórico y en la importancia de sus tradiciones de pensamiento. En palabras del autor:

[E]l libro es una introducción al pensamiento africano y, a la vez, una introducción a lo que yo llamaría Ciencialogía africana. Es una invitación a aquellos que pretenden estudiar África, tomarla como un objeto riguroso de investigación, a fin de alejarlos de la visión estereotipada con la que muchos intentan tratar su temática (p. 13-14).

Para lograr este objetivo, el libro trata temas que van desde los conocimientos que los filósofos de la Grecia antigua adquirieron en Egipto, hasta los grandes líderes y pensadores del África contemporánea. En este abanico de temas y en el marco de la heterogeneidad del continente africano, una de las limitaciones del libro es la exclusión de muchas culturas africanas, como lo señala el propio autor, tal tarea es una aventura, dada la dificultad para conseguir desde España una bibliografía al respecto.
La obra está estructurada en seis partes, la primera de ellas rastrea el origen de la palabra África y lo atribuye a Afrik-Kara, de la vieja cosmogonía del pueblo Fang, para luego dar cuenta de la vasta riqueza de saberes filosóficos y religiosos de la que ha sido despojada el continente africano, posteriormente, lista grandes pensadores del África contemporánea, tales como Kwame Nkrumah y Cheikh Anta Diop, entre otros, de quienes se trata con detalle en el resto de la obra, contrarrestando de esta manera las críticas que cuestionan la existencia de una filosofía africana.
Es en la segunda parte donde encontramos referencias a los conocimientos que los griegos aprendieron de Egipto en la antigüedad, incluyendo el uso del papiro para la comunicación gráfica. Conocimientos de los que el resto de poblaciones africanas son también herederas, como puede constatarse, por ejemplo, en los conocimientos astronómicos del pueblo Dogon en Mali, o al parecido lingüístico entre el wolof de Senegal con el egipcio de la época de los faraones.
Es de destacar la presencia de negros en el Egipto antiguo, de ahí que el autor se refiera al Egipto de la Negritud, así como en la Grecia antigua, como puedo verse en piezas de arte y en la moneda griega que durante mucho tiempo fue acuñada con efigies del hombre negro.
En la tercera parte del libro, Nkogo Ondó nos lleva por diversas cosmogonías de pueblos africanos, por nombrar algunas, el universo metafísico Dogon, para quienes la cultura cósmica es el centro de todas las demás áreas de la sociedad; el resumen aritmológico del sistema del mundo bambara; el cambio del orden cósmico woyo, el pensamiento Akan; la visión cósmica de los Yoruba; la filosofía del espíritu bubi; las categorías de la ontología bantú y su semejanza con las categorías aristotélicas; el ritmo del ser y pensamiento Fang y el pensamiento Nzam(b)eista.
Es de destacar que estas cosmogonías son de carácter teocrático, sin embargo, difieren considerablemente del teocentrismo bíblico, lo que ha dificultado la comprensión de tales cosmogonías por parte del europeo.
Es interesante notar la manera en que las fronteras geopolíticas y los sistemas de pensamiento de una determinada región se constituyen y cambian a lo largo de los siglos. La filosofía medieval africana, de índole cristiana y desarrollada en el norte del continente, es uno de los temas abordados en la cuarta parte, como también lo son la naturaleza, el orden moral y las máximas del mundo Etíope; el sistema sustractivo en la vida cotidiana Yoruba, cuyo sistema numérico tiene la peculiaridad de utilizar complejas sustracciones aritméticas, esta complejidad surge de la necesidad en las relaciones de propiedad e intercambio entre sus habitantes.
Un tema retomado en esta parte son los fundamentos astronómicos del pueblo Dogon, herederos de la tradición del Egipto antiguo, sin embargo, este conocimiento es atribuido a otras culturas ajenas a África por quienes continúan abrazando el mito de la inferioridad cognoscitiva africana.
Es en la cuarta parte del libro en que son consideradas también la tradición del pensamiento hebreo y árabe en el norte de África, entre cuyos representantes se encuentra Ibn Jaldún, quien ‘anticipa al siglo XV uno de los problemas fundamentales con el que se enfrentaría la sociedad industrial de los siglos siguientes’ (p. 201).
El último apartado de esta parte, titulado “Sâdi y la filosofía de Timbuctu”, plantea la importancia de la figura de Abderrahman ben Abdallah es-Sâdi, en quien la filosofía africana medieval encuentra su mayor exponente y representa el esplendor de la Universidad de Timbuctu en los siglos XII y XIII, época en que triunfaba el aristotelismo tanto en Occidente como en África.
La quinta parte del libro comienza con la actividad filosófica en Etiopía en el siglo XVII, cuando comienza la filosofía de la Edad moderna, la igual que en Europa. Zär’a Ya’aqob y Wäldä Haywat son los impulsores de esta filosofía en África. Por su parte, Juan Latino y Anthony William Amo lo son del humanismo y la Ilustración Africana en Occidente.
Esta quinta parte continúa con la filosofía afroamericana de la ciencia y culmina con la contribución de la negritud al Manhattan Project, nombre clave para el proyecto de construcción de la bomba atómica. En esta última parte, es de importante contribución el Dr. Ivan Sertima, en la labor de investigación acerca de los afroamericanos que participaron en este proyecto. El Dr. Sertima es Fundador y director del Journal of African Civilizations, y autor de la obra ‘They came before Columbus, en la que demuestra que los negros africanos descubrieron América en 1310 y 1311, esto es, casi cerca de dos siglos antes que Colón’ (p. 221).
La sexta y última parte de esta Síntesis de Filosofía Africana, comienza con el movimiento de la Negritud, impulsado por Aimé Césaire y Léopold Sédar Senghor. Este movimiento revolucionario por la independencia política y económica de África, sin embargo, después de su nacimiento se convirtió en una herramienta del poder neocolonial para defender los intereses Occidentales en África, particularmente de Francia.
Por su parte, Kwame Nkrumah, líder de la independencia de Ghana y primer presidente de este país, fundó la filosofía de la conciencia africana, que proponía sistematizar los conocimientos de las herencias tradicional africana, musulmana y cristiana, para impulsar la autoafirmación de África y superar los obstáculos del colonialismo y neocolonialismo. Otro gran pensador de la causa africana fue Frantz Fanon, cuyo nombre ‘es sinónimo de un gran intelectual afroamericano, cuya naturaleza revelaba la ecuanimidad de su carácter comprometido y revolucionario’ (p. 242).
Otros autores importantes mencionados en esta parte son Amdou Hampaté Bâ, filósofo que dedicó sus mayores esfuerzos a la investigación de la tradición oral africana; Michel Kayoya, quien ha legado la teoría del humanismo africano (Ubuntu); Gamal Abdel Nasser, destacada figura de la política egipcia; Sékou Touré, audaz nacionalista africano de Guinea Conackry; Patrice Lumumba, líder de la independencia del Congo; Dr. Julius Nyerere, autor de la ideología del movimiento de Desarrollo Comunitario de Tanzania; y el Dr. Agostinho Neto, líder de la independencia de Angola y posteriormente presidente de este país.
Por último, el libro destaca la necesidad de destinar los vastos recursos del continente africano, que solo incrementan el poder de sus explotadores, en el bienestar de sus habitantes, así como en proyectos de Investigación Científica.
En suma, la Síntesis Sistemática de la Filosofía Africana, es una invitación a reconsiderar y seguir investigando el conocimiento de (y desde) el continente africano, para superar las lagunas que ha dejado el colonialismo y el neocolonialismo en la configuración histórica de África. Es tiempo ya de dejar de mirar a este continente como un ‘otro’, un ente extraño, y verlo como parte fundamental de la historia humana.

*Fernando Zarco es miembro del equipo de redacción de Africaneando.

Anuncios
Comments
One Response to “Reseña: ‘Síntesis sistemática de la filosofía africana’ – Eugenio Nkogo Ondó”
  1. Virgilio Ela dice:

    Deseo saber si existe alguna posibilidad de adquirir estas obras desde Guinea Ecuatorial. Vivo en Malabo, que es mi lugar de trabajo. Pero guardo mi vieja cuenta bancaria en Estania a traves de la cual puedo hacer los pagos si me facilitan un metodo de garantias.

    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: