Introducción a la poesía somalí

untitled
Versión en pdf pinchando en el logo

Martin Orwin*

coverCualquiera que haya tenido contacto con la cultura de Somalia será consciente del papel central que juega la poesía en esta cultura. Desde que tenemos constancia, la poesía ha sido la principal forma de expresión cultural y es la base sobre la que se han desarrollado otras formas, en particular el teatro somalí. La vida tradicional en el Cuerno de África oriental, donde viven los somalíes, tiene la poesía bordada en su tejido social. Muchas de las tareas del día a día que la gente realiza en el campo tienen la poesía asociada en forma de canciones de trabajo, cada tipo con su propia estructura métrica y melodía asociada. Una niña puede entonar canciones sobre las cabras y ovejas que cuida, entrelazando sus sentimientos hacia los animales con lo que éstos significan para su familia; un joven puede alabar a sus camellos en una canción sobre los abrevaderos, una mujer se burla de su vecina en una canción de tejedoras y así sucesivamente. Muchas canciones de trabajo pertenecen a un patrimonio común, aunque también se da el caso de personas que componen sus propias letras reflejando los intereses y acontecimientos de sus vidas. Todos esos tipos de poemas generalmente son descritos en Somalia como hees y son parte de lo que podría denominarse folclore somalí. Además, existe una poesía compuesta por poetas con la intención de que el poema sea ampliamente escuchado como un comentario sobre algo importante para la comunidad, ya sea para los familiares inmediatos o para toda la nación somalí. Esta poesía se denomina “maanso” en Somalia y se caracteriza por el hecho de que una composición particular siempre está asociada al poeta que la compuso y aquel que recita el poema debe hacerlo con el propósito de recitar palabra por palabra tal como el poeta lo compuso. Esta memorización literal es una característica importante de la herencia poética oral de los somalíes y tal poesía se tiene generalmente en más alta estima que el tipo “hees”.
Es importante tener en cuenta que la poesía somalí está concebida fundamentalmente para ser escuchada más que para ser leída; se han publicado importantes antologías (mayoritariamente de poetas del pasado), pero éstas no gozan de amplia distribución. El idioma fue escrito por primera vez en una caligrafía reconocida oficialmente en 1972 y, antes de eso, la poesía fue, con muy pocas excepciones, compuesta, conservada e interpretada únicamente en forma oral. La mayor parte de la poesía compuesta en la actualidad sigue siendo esencialmente oral, aunque en lugar de que la memorización juegue el papel principal de su diseminación, la grabación en cintas de casete y radio son más prominentes. Los casetes son particularmente importantes y la grabación de recitales de poesía y la subsiguiente duplicación de las cintas es muy amplia y no está regulada por las leyes del copyright. Sin embargo, la identidad del poeta siempre debe quedar clara y el plagio y una recitación descuidada de un poema “maanso” son mal vistos y provocaría la burla de cualquiera que lo intente con la poesía somalí. La cuestión de la poesía oral versus la escrita se ha hecho más borrosa en años recientes, cuando hemos comprendido que ahora algunos poetas emplean la escritura en la composición de su poesía. Hadraawi compone utilizando la escritura y cuando recita su propia poesía lo hace mediante la lectura de un texto escrito. Existen otros poetas que continúan prescindiendo de la escritura y hay quien conserva sus poemas en la cabeza y los transmite mediante la recitación y la grabación de casetes.
La poesía “maanso” se debe en gran medida a su lugar y a su tiempo. Una gran parte de la poesía compuesta por gente de todo el Cuerno de África (así como de la diáspora) trata sobre acontecimientos de la vida del poeta y de su comunidad. De modo que como los poetas abordan constantemente nuevas situaciones, y no hay un modo instituido de preservar la poesía, ésta se pierde fácilmente. Poca poesía se recuerda de antes del cambio de siglo, pero ahora, con la tecnología para grabar casetes y también el desarrollo de la escritura, la poesía leída se puede conservar para la posteridad. El trabajo estaba destinado a la preservación de la poesía de algunos de los primeros y más importantes poetas de la poesía somalí y académicos en los años 1960 y 1970 y ahora hay publicadas algunas colecciones de esta poesía. Sobre los poetas actuales, unos pocos han publicado sus trabajos. Los poesía selecta de Hadraawi (1970-1990) apareció en Noruega en 1993, (1) una importante contribución a la literatura somalí.
Otra consecuencia de la importancia del contexto en la composición es que algunos poemas son muy difíciles de comprender si no se tiene en cuenta a las personas y los acontecimientos implicados. Algunos poemas, sin embargo, versan sobre temas más generales y esto hace la lectura más accesible a una audiencia más amplia y permiten ser comprendidos a través de la traducción con una cantidad mínima de anotaciones asociadas. Tales son los poemas presentados aquí.
orwin
Martin Orwin
Las últimas dos décadas en el Cuerno de África han vivido tiempos de gran agitación, culminando en los primeros noventa en una terrible violencia en algunas partes de Somalia, con el consecuente desplazamiento de un gran número de personas por todo el mundo. Gran parte de la poesía que ha sido ampliamente conocida durante estos años ha estado relacionada con esto y se han compuesto numerosos poemas imaginativos y poderosos. Igual que la historia somalí, una fracción de esta poesía es partidista, apoyando o denigrando en función de la filiación del poeta. La poesía que deviene más ampliamente conocida, sin embargo, es la que tiende a estar en línea con la situación general y se dirige a sectores más amplios de la sociedad. Como resultado de estos trastornos políticos, mucha gente ha encontrado una salida en el Reino Unido, donde ahora existe una gran comunidad somalí. La poesía permanece como una parte importante en la vida de esa comunidad desplazada y las preocupaciones de la gente, naturalmente, se reflejan en ella. Para algunos, es importante una reflexión nostálgica a través de la apreciación de la poesía de los tiempos pasados. Para otros, el desarrollo de nuevas formas y el uso de un nuevo lenguaje es más importante en su vida cultural para la expresión de nuevas experiencias y la asimilación de nuevas influencias procedentes de las comunidades que les rodean. El uso del lenguaje en la poesía es un asunto que preocupa a muchos de los que ahora residen en el Reino Unido. A veces a los jóvenes les cuesta comprender el lenguaje usado en una parte de la poesía de los grandes poetas modernos, por no hablar de los grandes poetas del pasado, debido a la prevalencia del uso de un vocabulario que tiene sus raíces en el modo de vida de los pastores tradicionales. La poesía más ampliamente conocida procede de aquellos cuyo bagaje, directa o indirectamente, está asociado con el modo de vida de los pastores nómadas. El lenguaje y la experiencia de esta vida, de los camellos, del tiempo, del entorno, de las tareas diarias, sigue proporcionando una rica fuente de alusión y metáfora que se puede perder en los jóvenes que han crecido en grandes ciudades de Europa. Incluso en el Cuerno de África, personas que han crecido en un ambiente urbano con poca o ninguna experiencia en la vida de campo pueden tener dificultades para comprender algo de esta poesía. Hay jóvenes artistas de la diáspora que están desarrollando nuevas voces y maneras de expresarse por ellos mismos, pero su trabajo todavía no ha sido conocido extensamente entre los somalíes en su conjunto.
Los dos poetas cuya obra se representa aquí han residido en el Reino Unido durante la década de 1990. Aunque Hadraawi ha regresado al Cuerno de África, mientras vivió en Londres hizo numerosas apariciones recitando su poesía. Ésta ha sido ampliamente conocida desde los primeros setenta y ha proporcionado una importante aportación sobre la vida y la situación política de la región oriental del Cuerno de África, desde entonces hasta hoy. Cabdulqaadir, que aun vive aquí, pertenece a una generación de poetas más joven, pero su manipulación y habilidad para abordar asuntos de la imaginería tradicional pastoral es apreciada por quienes han escuchado su poesía. Samadoon destaca particularmente por estas cualidades.
Existen dos características formales que son obligatorias en la poesía somalí: el metro y la aliteración. El metro es vocálicamente cuantitativo con un patrón métrico particular que se define en términos de número y serie de vocales largas y cortas. Cada género poético (de los cuales hay muchos) tiene su propia plantilla métrica. En cuanto a la aliteración, hay una palabra aliterativa en cada línea o mitad de línea, de acuerdo con el género, y el mismo sonido aliterativo se mantiene en todo el poema. Por ejemplo, en el poema Samadoon, ejemplo de un género conocido como gabay, hay al menos una palabra en cada mitad de línea que empieza con el sonido “d”; en Jacayl Dhiig Ma Lagu Qoray, como el metro es diferente (es un tipo de metro jiifto en un género de poema conocido como hees (2)), hay una palabra aliterando en cada línea, “dh”, (una retroflex explosiva). La sensibilidad a esas características formales es lo más importante en cualquier intento de traducción pero, ¿cómo van a ser reconocidas y reflejadas en la traducción? Esta es una decisión bastante común para tener presente en la traducción de poesía, pero hay dos factores de la poesía somalí que se necesita tener en mente cuando se considera esta cuestión para los somalíes. Por un lado, estas características formales definen la pieza del lenguaje como poesía y por otro lado, dadas las habilidades de un buen poeta, la imposición de tan estrictas características sobre el lenguaje usado proporciona un medio de desarrollo en el dominio de la poesía como un todo. Ciertamente este es el caso en cada uno de estos poemas. En Samadoon, por ejemplo, aunque cada uno de las 179 líneas del original tiene la misma estructura métrica y aliterativa, como está prescrito por convenio, Cabdulqaadir entreteje hábilmente las estructuras de la forma con otras facetas de la estructura y el estilo del lenguaje como la sintaxis, repetición, aliteración adicional etc, para desarrollar ideas y emociones en el poema y conferir un sentido más amplio de la expresión del tono del poema como un todo. Este es también el caso de Jacayl Dhiig Ma Lagu Qoray donde se consigue mediante una particular serie de preguntas que fluyen a través de versos de métrica estricta.
¿Cómo actuar entonces con esto en la traducción? La línea de gabay tiene 20-21 unidades de vocales largas, el metro jiifto de Jacayl Dhiig Ma Lagu Qoray por otro lado, tiene 9 unidades de vocales y esta diferencia de longitud se ha visto reflejada sencillamente en la longitud del verso en la traducción. Algún intento en el uso de medias líneas también se ha hecho en la traducción del gabay Samadoon. He decidido no mantener un metro estricto en inglés, pero he intentado usar un estilo que presente un ritmo en el mantenimiento con las frases y el movimiento de los poemas originales tal como los he percibido. Un aspecto capital de la traducción ha sido reflejar de alguna manera el aura natural del poema. Puesto que los poemas somalíes no son esencialmente piezas escritas sino que están compuestas para ser escuchadas (a pesar de que la escritura fue utilizada en la composición de ambos poemas presentados aquí), he tratado de alejarme de ciertos aspectos de la forma escrita, de ahí la falta de puntuación. Es de esperar que las palabras habladas por ellos mismos, como las que ellos necesitan para el somalí original en la forma recitada, y que las divisiones de líneas son suficientes para abastecer el conjunto con la estructura para ayudar a la comprensión. Esta estructura de línea y de ritmo es claramente perceptible en las versiones originales somalíes en cualquiera de los poemas y no es por lo tanto una imposición de la forma escrita.
Me gustaría dar las gracias a Hadraawi y a Cabdulqaadir por su atención y ayuda en la comprensión de sus poemas y también a William Radice y a los editores por sus valiosos comentarios sobre los borradores de las traducciones.

NOTAS
(1) Hadraawi, Maxamed Ibraahim Warsame, Hal-Karaan. Den Norske Somaliakomiteen, Kleppe, Norway, 1993.
(2) El término hees, además de referirse a las canciones de trabajo y de baile como se ha mencionado arriba, también se usa como término para la poesía moderna, la cual se interpreta en un estilo de canto con acompañamiento musical. Esta poesía se puede componer en uno de tantos estilos métricos.

ESCUCHA LOS POEMAS DE GAARIYE

Pinchando en el siguiente enlace se pueden escuchar los poemas de Maxamed Xaashi Dhamac ‘Gaarriye’ de Somalilandia, traducidos (al inglés) por W.N.Herbert y Martin Orwin, con Maxamed Xasan ‘Alto’. La grabación contiene tres poemas distintos leídos primero en somalí por el propio Gaarriye y después en la traducción al inglés leída por el poeta británico W.N.Herbert. Los poemas son recitados en el mismo orden que aparecen en el libro de poemas de Gaarriye publicado en 2008 por el Poerty Translation Centre.
Pinchando aquí se puede descargar una copia del libro en pdf (en inglés), o bien comprar una copia física.
Y aquí se pueden escuchar los poemas (o bien haciendo click con el botón derecho, guardar el archivo en mp3)

*Martin Orwin (Inglaterra, 1963) es escritor y lingüista especializado en idiomas y cultura del Cuerno de África. Orwin ha trabajado con numerosos poetas somalíes, incluyendo Gaarriye y Hadraawi, y trabaja en el Centro de Traducción de Poesía, radicado en Londres.Esta introducción es parte del artículo ‘Introduction to Somali Poetry and translations of ‘Samadoon’ by Cabdulqaadir Xaaji Cali Xaaji Axmed and ‘Jacayl Dhiigma ma lagu Qoray’ by Maxamed Ibraahim Warsame ‘Hadraawi’.’ Modern Poetry in Translation – Non English Language Poetry in England, vol. 17 . pp. 12-30. Traducción del inglés de Africaneando.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: