Número 5

untitled

Mientras la cascada de revueltas en el norte de África suscita venenosos debates mediáticos que embarullan maliciosamente religión con sistemas de gobierno, desde Africaneando optamos por abordar estas cuestiones por separado. “Devoción en la cumbre”, del periodista y escritor Pelu Awofeso, relata el ascenso a Sobi Hill, una montaña sagrada de Kwara (Nigeria) como ejemplo de concordia entre cristianos y musulmanes que acuden plácidamente a venerar a su Creador. En este sentido, la religión al desnudo se muestra como elemento aglutinador y sustrato para el fomento de otros valores más constructivos y saludables que la ruda confrontación. Si esto sucede en un lugar de África, ¿por qué no puede repetirse en cualquier otro lado, o en todos al mismo tiempo?

Hablemos ahora de gobernabilidad. En “Democracia y paradoja en Zimbabwe: Lecciones de los sistemas tradicionales de gobierno”, Munamato Chemhuru explora las posibilidades de modelos tradicionales como la democracia consensual sin partidos a la luz del sonado fracaso del sistema democrático al uso aplicado tras la independencia. Esta revisita a la tradición, que no tiene nada de reaccionaria, conecta en buena medida con una de las reivindicaciones clave de la novela de Ngugi wa Thiong’o, “El Diablo en la cruz”, que reseñamos en nuestra sección de libros. El escritor keniano defiende la cultura y la tradición africanas y llama a restituirla, no para exhibirla en la vitrina de un museo, sino para ponerla en práctica. El panafricanismo rechazó el universo colonial por una mera cuestión de dignidad y principios; ahora el rechazo se revigoriza sobre la base de un empirismo categórico: lo de allí no funciona aquí, máxime si, por añadidura, los de allí vienen a robar aquí, sentencia wa Thiong’o.

Asimismo, la tradición (africana) alberga otros elementos ajenos a los sistemas de gobierno, como el conjunto heterogéneo de creencias populares, las cuales, como veremos, no acusan el paso del tiempo de la misma manera. Como advierte Ana Dols en “Los derechos humanos como límite a la brujería africana”, lejos de desaparecer atropellada por la modernidad, la brujería halla asiento en las ciudades con insólita comodidad. Hasta el grado que surge la necesidad de regular y corregir determinadas prácticas así como las consecuencias de éstas cuando existe sospecha de violación de los derechos humanos. Despojada de sus connotaciones más lúgubres, se acepta la brujería al tiempo que, como cualquier otra actividad humana, se acotan sus límites. Justo en el extremo opuesto tendríamos que situar la vivencia que la autora francesa Marie-Joséphine Grojean nos cuenta en “Una iniciación chamánica”, una de las novedades editoriales de oozebap para este 2011. De las muchas perlas que atesora este volumen de arquitectura transversal (libro de viajes, ensayo, reportaje), destaca la constatación in situ de que las creencias populares se están perdiendo incluso en sus bastiones más preciados como el mundo rural. En esta edición de Africaneando adelantamos un fragmento y recomendamos encarecidamente la lectura de este libro.

Silenciar estas realidades es una de las especialidades de Occidente. Tergiversar la historia, santificar su pasado es quizá el núcleo central del maltrecho paganismo en que ha desembocado su pseudonihilismo. Así lo entiende el historiador congoleño Jacques Depelchin, con el que conversa Dídac P. Lagarriga a colación de la reciente publicación de su compilación de ensayos “Por un recuperación de la historia africana” (oozebap, 2011). Depelchin comenta que “Parte del problema al que nosotros, los historiadores, nos enfrentamos es que la mayoría de nosotros nos han educado para pensar y entender nuestra historia a través del imaginario que surge de la esclavitud y la colonización”. De estos y otros asuntos también se ocupa Aminata Traoré en “La violación del imaginario”, volumen del que asimismo ofrecemos una recensión. “En las calles de nuestras ciudades-vertederos…”, lamenta con resignada ironía la activista maliense, a lo que añade Fernando Zarco en “África, la basura, tú y yo”: “Lo sucio, incivilizado y salvaje es el sistema dominante de producción y consumo que genera tanta basura, donde África es el basurero… y del que todos formamos parte”.

Nada, sin embargo, es definitivo, y todo se presta a ser debatido. Aun más, coexisten numerosas realidades al mismo tiempo, algunas de ellas absolutamente antagónicas. Escritores como wa Thiong’o claman por una esencia africana anterior al y desdibujada por el colonialismo, en tanto que literatos de una generación posterior como Alain Mabanckou, al que Oscar Escudero glosa su obra de ficción en castellano, profesan una cosmovisión de nuevo cuño que se nutre tanto de África como de Europa, aplauden y critican por igual ambas geografías y, a diferencia de sus predecesores, quizá ostenten en demasía su desarraigo y hasta su ausencia de nostalgia por la tierra que los vio nacer. En el número anterior introducíamos un artículo de género de Oyewumi Oyeronke en el que la autora defendía una categorización exclusiva de raíz africana.  “Los yoruba no hacen género”, de Bibi Bakare-Yusuf responde de forma crítica y se decanta por una categorización inclusiva, incidiendo en “la necesidad de rechazar una actitud de oposición y rechazo hacia los modelos teóricos y vocabularios procedentes de otros lugares”. En fin, todo sea mostrar posturas diversas para que el lector se forje su propia opinión.

SUMARIO

Editorial
Democracia y paradoja en Zimbabwe: Lecciones de los sistemas tradicionales de gobierno – Munamato Chemhuru
Entrevista a Jacques Depelchin a propósito de su libro “Por una recuperación de la historia africana. De África a Haití a Gaza” – Dídac P. Lagarriga
“Los Yoruba no hacen género”: Una revisión crítica de ‘La invención de la Mujer: Haciendo un Sentido Africano de los Discursos Occidentales de Género’, de Oyewumi Oyeronke – Bibi Bakare-Yusuf
Los derechos humanos como límite a la brujería africana – Ana Dols García
Alain Mabanckou o la literatura del desamor. Revisión crítica de la novelística en castellano del autor congoleño – Oscar Escudero
Fragmento del libro “Una iniciación chamánica. La aventura ambigua de un chamán amerindio y sus aprendices en África” – Marie-Joséphine Grojean
África, la basura, tú y yo – Fernando Zarco Hernández
Devoción en la cumbre – Pelu Awofeso
Reseña: “El diablo en la cruz” de Ngugi wa Thiong’o – Kuma
Reseña: “La violación del imaginario” de Aminata Traoré – Kuma

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: